Curiosa(y peligrosa) estrategia en Facebook

Ganar seguidores en Facebook es relativamente fácil, incluso se pueden comprar a granel. Lo que es difícil es conseguir que gente que realmente está interesada en tu producto/empresa haga click en el Me gusta de tu página de Facebook, eso ya es bastante más complicado.

Traigo una “curiosa” pero peligrosa estrategia que hace Bodegas Prado Rey en Facebook que me ha llamado la atención. Las palabras clave serían dinero,fácil,gratis,posibles clientes:

social media estrategia

social media estrategia

Es decir, ¿puedo ganar dinero si doy a este Me gusta de esta empresa que no conozco de nada? No cuesta nada, así que doy a Me gusta, ni tan siquiera hago Me gusta en la página, únicamente lo hago en la imagen y si me toca algo perfecto porque ha sido gratis y si no toca no pasa nada. Diviendo el gordo entre los casi 100.000 que participaron tocarían a unos 4 euros por cabeza.

Este sorteo no tiene nada que ver con la marca “Bodegas Prado Rey”, no se promocionan sus productos. Aquí se juega con la posilibidad de poder ganar dinero con el mínimo esfuerzo y con lo que le gusta a la gente jugar en el sorteo de Navidad un número más, se juega con la ilusión. Por ello, pueden conseguir captar la atención de nuevos clientes que en Facebook no se interesarían nunca por un vino.

A priori, con 100.000 Me gusta y más de 1.400 veces compartida puede parecer que la marca va a conseguir 100.000 nuevos seguidores, pero Facebook no funciona así. Las estadísticas a día de hoy que se pueden ver públicamente en su página de Facebook son las siguientes:

Captura de pantalla de 2012-12-27 12:06:40

Captura de pantalla de 2012-12-27 12:08:33

Habría que estudiar las estadísticas más detalladamente pero como podemos comprobar, Bodegas Prado Rey tiene más de 3.700 seguidores. Hay más de 100.000 personas “hablando” de la marca en el momento de escribir el artículo y han subido el número de seguidores en unos 1500, una gran cifra.

[button type=”big”] CONCLUSIONES:[/button]
Por 20 euros que vale el décimo, Bodegas Prado Rey ha conseguido notoriedad y un gran número de nuevos seguidores. El problema cuando consigues seguidores a base de sorteos o premios es que muchos no son personas que estén realmente interesadas en su producto y acabarán por darse de baja,ocultar la marca o no hacer ningún caso a las publicaciones y lo que es más importante, contraviene las directivas de Facebook a este respeto y podría llegar a cerrar la página sin previo aviso. Los sorteos en Facebook se deben realizar a través de las apps de las que dispone la red social.
Sin duda, la iniciativa ha sido un éxito y Bodegas Prado Rey consigue hacer ruido y ganar potenciales clientes. Porque ¿quién no bebe o regala vino? pero la pregunta es ¿merece la pena el riesgo? está claro que NO.
Esta iniciativa no tendría tanto sentido en una empresa que se dedica a la venta de soldaditos de plomo, que tiene un mercado mucho más reducido y  obviamente es más complicado llegar a los potenciales clientes. Otras estrategias e iniciativas más específicas serían muchísimo más rentables. Hay que saber entender a la empresa y a los clientes de cada empresa.

Este tipo de concursos o iniciativas en las que cualquier persona registrada en Facebook lo único que tiene que hacer para ganar algo es dar al “Me gusta” suelen tener un efecto “efervescente”, hacen mucho ruido durante unos días pero si no se realizan otro tipo de acciones en Facebook no valdrán de nada, los seguidores no se quedarán o no conseguiremos lograr los objetivos que se marque la empresa con su presencia en Facebook(a no ser que el objetivo sea acumular seguidores por acumular,lo cual es una tontería) y como ya hemos comentado el riesgo de que Facebook te cierre la página no merece la pena en ningún caso.

Por lo tanto, mientras Facebook no les cierre la página,  la iniciativa ha sido un éxito y ahora es el momento de fidelizar a los nuevos seguidores pero obviamente este NO es el camino, no se puede permitir que los encargados de una página en Facebook desconozcan las directrices de la red social y pongan en peligro la reputación, marca online y prestigio de la empresa.